¿COSA DE JEFES O DE EMPLEADOS? LA MEJORA ES COSA DE TODOS !!

Llevo ya algún tiempo, creo que bastante, leyendo, investigando sobre distintos modelos de liderazgo, estilos de dirección y cosas parecidas… al menos una década cuando cambie números, balances, impuestos por los llamados recursos humanos y que a mi me gusta llamar personas… empresas hay muchas: públicas, privadas, multinacionales, familiares, grandes, pymes… y siempre me he preguntado ¿hay diferencia según la empresa en cuanto a la dirección de personas? ¿todos los “jefes” manejamos parecidos manuales? puedo decir que he leído y estudiado bastante… mucho, para preparar las clases en el MBA+e de la UCLM, y siempre he encontrado más literatura relacionada con los “ERRORES” en la dirección de personas que lo que llamaríamos “BUENAS PRÁCTICAS” … me da que pensar que además de que vende más sacar esos trapos sucios del jefe, todos tenemos uno, y casi que le pasa como a las “suegras”, que tienen muy mala prensa… yo que también soy jefe, me siento ¿criticado?

Esta mañana me he tropezado con unos tuits de uno de mis profesores favoritos del IESE, Jaume Llopis hablando de:

ERRORES DE LOS EJECUTIVOS

1.No estar al tanto de los últimos adelantos en su campo
2.Encerrarse en su especialidad (error usual en saguaros)
3.No admitir responsabilidades mayores o no aceptar la responsabilidad de sus propias acciones
4.Fracasar en la toma de decisiones oportunas
5.Negligencia para llevar a cabo la gestión de su equipo
6.No asegurarse de que el trabajo está bien comprendido, bien supervisado y bien terminado
7.Perder tiempo en detalles o trabajos que corresponden a otros
8.No evaluar su propio desempeño de forma realista
9.Aceptar lo mínimo en lugar de pretender lo máximo
10.Usar el puesto en beneficio propio
11.Fracasar en decir la verdad y siempre sostener la palabra
12.No dar ejemplo personal q el equipo pueda seguir
13.Tratar de caer bien en lugar de ser respetado y ganarse la influencia
14.No cooperar con su equipo
15.No saber pedir consejo y ayuda a sus colaboradores
16.Fracasar en fomentar un sentido de responsabilidad
17.Hacer hincapié en normas y reglas más que en las habilidades
18.No lograr que sus críticas sean constructivas
19.No prestar atención a las críticas y quejas de sus empleados
20.No informar a su equipo
21.No tratar a sus empleados como personas responsables
22.No formar a un sucesor
Como vemos hay bastantes y, seguro, que hay muchos más…

He localizado un curioso análisis comparativo: Virtudes vs Pecados de los Jefes DIRECTIVO PYMEs http://directivopyme.blogspot.com.es/
“” El CEF centro de estudios financieros, publicó un estudio sobre las 10 virtudes de los jefes.He encontrado también un resumen sobre los 10 pecados de los jefes.

Con estos ingredientes se me ha ocurrido comprobar si tiene algo que ver lo que no debe de hacer un jefe con lo que más valoran sus colaboradores.

1.- (Primer pecado) El jefe no decide, no manda vs Saber delegar (octava virtud)
Normalmente los jefes mandamos y no delegamos. Lo más triste es que un muchas ocasiones carecemos de lo que hay que tener para asumir la responsabilidad de decidir, mandar y que algo salga mal. Lo principal es saber que el que manda tiene la responsabilidad. Muchos jefes no han aprendido eso y los que lo sabemos a veces también somos cobardes.

2.- (Segundo pecado) El jefe manda, pero no lidera (el jefe, para ser líder, tiene que ser cómplice) vs Manifestar confianza en sus colaboradores (primera virtud)
Qué triste no confiar en tus colaboradores y únicamente darles órdenes al más puro estilo parternalista. Se hace necesario generar la confianza en los colaboradores en pos de alcanzar objetivos comunes (suena a escuela de negocios) pero hay que luchar por ello.

3.- (Tercer pecado) El jefe es un prepotente (porque no es muy educado, no es muy humano o no es muy honrado) vs Dialogar de forma abierta con sus colaboradores (segunda virtud)
Solemos actuar de forma prepotente y más de un millar de veces no sabemos escuchar las soluciones óptimas que nos proponen los colaboradores. Ocultamos nuestros errores con gritos. Por otro lado no creo que la honradez de los jefes afecte a los resultados, sería más bien la honestidad, no?

4.- (Cuarto pecado) El jefe oye, pero no escucha vs Escuchar y contar con las ideas que aportan sus colaboradores (novena virtud)
Cuando los colaboradores se dirigen a nosotros, lo primero que hay que tener en cuenta que ellos de momento ya han realizado el esfuerzo de derribar alguna barrera y que seguro que únicamente ese esfuerzo ya merece nuestra atención plena. Lo mejor de todo es que seguro que nos aportan alguna visión o punto de vista que desconocíamos, para solucionar problemas.

5.- (Quinto pecado) El jefe pierde su propio control vs Transmitir instrucciones con respeto (tercera virtud)
Actuar creyendo que se sabe todo es un terrible error. Y hacemos pagar con mal humor y peores formas a los colaboradores nuestras propias frustraciones por ser jefes mediocres.

6.- (Sexto pecado) El jefe es resultadista (antepone el resultado a hacer las cosas bien) vs Intentar solucionar los problemas (cuarta virtud)
Fijarse únicamente en los resultados de este mes o trimestre con una visión cortoplacista. Con el único afán de demostrar que somos unos jefes cojonudos que consiguen resultados delante de los dueños o accionistas. Esto tiene un grave desgaste para la empresa en general y para los colaboradores que a su vez ven que se exprime el tema sin corregir los errores que aseguren el futuro.

7.- (Séptimo pecado) El jefe no despide a los empleados o directivos perjudiciales (o directivos C) vs Exigir razonablemente (sexta virtud)
He unido estos dos conceptos por el mal rollo generado al no exigir el mismo rendimiento a todos los colaboradores. No hay nada peor que tener diferentes medidas de rendimiento según sea el nombre de cada colaborador. Este es uno de los aspectos que más mina la moral de los colaboradores. Aunque en las pymes los errores (maulas) suelen verse muy fácil y los jefes solemos despedirlos en las multinacionales con unidades locales, suele pasar que el más inútil para quitárselo de en medio asciende a puestos sin nada que hacer con el único objetivo de que moleste lo menos posible. Es un procedimiento estándar (risas)

8.- (Octavo pecado) El jefe no piensa primero en los clientes vs Tratar a sus colaboradores como si fueran importantes para la empresa (quinta virtud).
En realidad no he visto en ninguna virtud que los colaboradores valoren la VISIÓN general que debe tener un jefe. El servicio a los clientes, la maximización de la diferenciación del producto, etc. He decidido unir estos dos conceptos porque muchas veces hacer sentirse importantes a los trabajadores en la empresa multiplica su implicación y la imagen que proyectan en los clientes (incluso los comentarios que hacen con sus amigos tumbados en la playa sobre sus empresas) que al fin y al cabo esto también es imagen.

9.- (Noveno pecado) El jefe tiene miedo, o el jefe divide (y perderá) vs Permitir desarrollar las capacidades de sus empleados (séptima virtud)
Los propios miedos de los jefes nacen muchas veces de que el éxito de algún colaborador, empleado o SUBORDINADO (como lo ven estos), eclipse su carrera como jefe. Lamentable no saber que su éxito como jefe será conseguir el éxito de sus colaboradores. Si los empleados se desarrollan al 100%, triunfan y mejoran los resultados empresariales serán realmente excelentes. Deberíamos recordar que nuestro éxito como jefes no está en quedar por encima de los demás, sino conseguir resultados. El miedo a perder el dichoso poder, a quedar mal, etc. hace que estemos rodeados de muchos jefes incompetentes, que encima frustran a trabajadores excelentes y a la postre consiguen resultados empresariales mediocres.

10.- (Décimo pecado) El jefe es injusto vs Reconocer lo bueno y corregir lo malo (décima virtud)
En esta ocasión si coincide el orden del pecado con la virtud. Es importante recordar que se “mueve más al burro con la zanahoria que con el palo”. Con esto no quiero llamar burros a los y mis colaboradores, sino que es mejor recordar y reforzar lo que se hace bien y olvidar rápido lo que se ha hecho mal. Lo bueno hay que repetirlo, lo malo olvidarlo. Y es de justicia premiar lo bueno, pero hacer catástrofes, buscar culpables y sacar la guillotina no recuerdo que haya salvado a ninguna empresa.

Está claro que más o menos los colaboradores SABEN lo que DEBE HACER un buen jefe. En alguna ocasión me pregunto si son igual de aplicados al EXIGIRSE lo que DEBE HACER un buen empleado.

Mirando por los diferentes blogs, donde también hablan sobre las notas de crédito y demás he visto muchas quejas sobre lo inútiles que somos los jefes COSA QUE NO NIEGO, pero nadie comenta que se escaquea en el trabajo, que utiliza recursos de la empresa para motivos personales, que se pasa media mañana mirando el marca.com, que prepara viajes en la oficina, que se lleva material de oficina para su casa, etc, etc, etc. “”

Suscribo bastante los comentarios anteriores que no he querido “maquillar”

A lo que debemos añadir en un ejercicio sano de autocrítica que esos “defectillos” nos afectan a todos… aquello de que “el que esté libre perder el tiempo, que de un paso al frente…” una vez me dijo alguien ante un comentario de un compañero al que ese Jefe quería excusar ¡todos vamos al huerto a mear..! tampoco consideré buena esa respuesta…

Conozco el pequeño mundo “pyme” de vital importancia en nuestra economía, muchas de estas pymes todavía estás dirigidas por sus fundadores, self-man hechos en la trinchera, no han seguido ningún manual, ni han asistido más allá que algunas charlas, han liderado, y muy bien sus empresas, con estilos que ha veces son calificados con nota baja: autocráticos, paternalistas, muy en “primera persona”, estilos, sin duda, eficientes… luego la pequeña empresa crece, se incorporan mandos intermedios a funciones directivas… ni tan siquiera nos dieron ese mensaje de “mientra os afeitáis y os ponéis la corbata, no dejéis de repetir: ¡soy un director, soy un director! la formación directiva ¿? escasa y autodidacta, incluso el “cada maestrillo tiene su librillo”… creo que falta mucho por hacer en la PYME en cuanto a formación directiva, no todos estamos suficientemente preparados para ejercer esa tarea, podemos ser buenos especialista: comerciales, financieros, ingenieros etc… pero al focalizar en trabajar con personas, construir equipos, desarrollar a nuestros colaboradores pues, sinceramente, ¡¡ NECESITAMOS MEJORAR !!

Importantísimo, además de la pedagogía necesaria en las organizaciones, conviene, siempre, que el BUEN EJEMPLO es el mejor de los mensajes.

La riqueza y el desarrollo de las empresas no está tanto en el capital y medios de producción como en el talento y el trabajo de las personas

Un vídeo, seis minutos, pero que invita a reflexionar… se trata de salir del manido debate “malos jefes, malos empleados…” para pensar en, superando las barreras que nos separan, llegar a MEJORES EMPRESAS, MEJORES EMPLEADOS Y MEJORES JEFES…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s