LA FELICIDAD NO ESTA EN LA META, ESTA EN LA CARRERA…

Como corras la carrera y tu actitud…

Cuando emprendas el viaje hacia Itaca
ruega que sea largo el camino,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
A los Lestrigones, a los Cíclopes
o al fiero Poseidón, nunca temas.
No encontrarás trabas en el camino
si se mantiene elevado tu pensamiento y es exquisita
la emoción que toca el espíritu y el cuerpo.

 

La felicidad no llega cuando conseguimos lo que deseamos…

La abuela cree que su nieta está triste por las notas y le da esta lección de cómo ver la vida con otras gafas.

La nieta le pregunta..

Abuela, ¿qué tal fue tu vida con el abuelo?
Ay mi niña hubo de todo, pero sobre todo muchas esperas.
¿Qué quieres decir con esperas?
Pues que desde pequeños nos convencemos a nosotros mismos que la vida DESPUÉS será mejor..
¿Después de qué abuela?
Tú crees que cuando termines tu carrera y encuentres un trabajo serás más feliz que ahora, verdad?
Sí.. eso creo. Pero no entiendo lo que me quieres decir..

Verás.. Yo me casé convencida de que por fin iba a encontrar la felicidad. Pero luego decidí esperar hasta tener mi propia casa. Luego hasta tener mis hijos. Luego, hasta que mis hijos fueran mayores. Y luego hasta que me jubilara. Convencida de que cada uno de cada uno de esos deseos eran lo que me faltaba para ser feliz. Y de esta forma la vida pasa ante tus ojos esperando el tren de la felicidad que nunca llega.

Entonces, ¿te arrepientes de haberte casado y de tener hijos?
No no, de lo único que me arrepiento es de no haber sabido vivir más intensamente cada uno de esos momentos y de haberme entristecido por tonterías.
Entonces, ¿no fuiste feliz?
Claro que sí mi niña, hubieron momentos de felicidad, pero me perdí otros muchos por no saber renocerlos. ¿Sabes lo que he aprendido en todos estos años?
¿Qué abuela?

Que la felicidad no llega cuando conseguimos lo que deseamos, sino cuando sabemos disfrutar de lo que tenemos, no soñando con el mañana sino viviendo el hoy. Sara, atesora cada momento de tu vida y recuerda que el tiempo no espera por nadie. Trabaja como si no te hiciera falta el dinero, ama como si nunca te hubieran herido y baila como si nadie te estuviera viendo, ya que no hay mejor momento para la felicidad que justamente este. Si no es ahora, cuando mi niña?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s