¿Y POR QUE NO PODEMOS SER FELICES?

 

¿Y por qué no podemos ser felices ?

¿A donde vamos?

¿incertidumbre? ¿objetivos? ¿metas?

En una ocasión le preguntaron a Einstein qué haría si le dijeran que la Tierra iba a ser destruida en sesenta segundos.Contestó que emplearía los primeros 59 segundos en hacerse una pregunta y el segundo restante en responderla.

¿preguntas? Pero ¿donde están las respuestas?

Nos contó el Dr. Mario Alonso Puig que siendo John Lennon pequeño, su Profesora empezó a preguntar a todos los niños ¿tu que quieres ser de mayor? Uno médico, otro astronauta, otro futbolista.. cuando llegó el turno a J.Lennon contestó “YO QUIERO SER FELIZ”, la Profesora le dijo: John “feliz” no es una profesión, a lo que Jonh respondió: señorita Vd. no ha entendido nada de la vida ni tampoco de la felicidad.. a Jonh su madre siempre le dijo que lo único que quería es que fuese feliz..

Javier Fernandez Aguado en un momento nos indica que si el latín no se hubiese extinguido “no estaríamos en crisis”, refiriéndose a que hemos perdido el valor de las palabras, su significado y su esencia..

Una de las pocas verdades absolutas, si es que las hay, es que “nacemos para morir” o dicho de otra forma..¡¡ de esta vida no se puede salir vivo !! ¿vivir? ¿camino? ¿meta? ¿morir? Y volviendo al diccionario de las palabras y de las frases quiero empezar por ir descubriendo su significado, incluso más allá de lo que dice el RAE, el Wordrefference y la Wikipedia.. y en este momento me apetece como a John Lennon ser feliz y empezar por:

FELICIDAD

  • Estado de ánimo del que disfruta de lo que desea:
    el ser humano busca la felicidad.
  • Satisfacción, alegría, contento:
    tu llamada le ha producido mucha felicidad.

felicidad.

(Del lat. felicĭtas, -ātis).

1. f. Estado del ánimo que se complace en la posesión de un bien.

2. f. Satisfacción, gusto, contento. Las felicidades del mundo

3. f. Suerte feliz. Viajar con felicidad

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

¿posesión de un bien? Pues no conozco cosa que nos proporcione más infelicidad que el tener o el no tener, en estos momentos “no tener” si que está claro que causa infelicidad, no cubrir nuestras necesidades más elementales, las vitales: casa, comida, vestido, tampoco aquellas que la sociedad y nosotros mismos nos hemos echado a la falsa mochila de la felicidad y que sus carencias nos están produciendo tanta infelicidad.. pero y quien busca la moneda numero 100: un Ferrari, un chalet en la montaña, un apartamento en la playa, un yate, una novia en cada puerto..

¡¡ cuidado !! que no quiero decir que olvidando que nuestra meta está en los bienes materiales vamos a encontrar el paraiso, hay mucho indigente durmiendo en la calle y que confiesan “ser felices” y algunos vienen de vivir esa vida que causa tanta envidia, ni que sea bueno que perdamos lo que teníamos (aunque no lo pudieramos pagar)… pero los que saben de estas cosas, no dejan de decirnos que persiguiendo la felicidad en las cosas grandes nos estamos olvidado de ser felices con las cosas pequeñas, las unas suenan a utopía y las otras las tenemos al alcance de la mano y no nos damos cuenta.

Hay tanto escrito sobre la felicidad que estoy convencido haberme metido en un buen lío pero lo que si que puedo aportar es que, a pesar de estar corriendo una vuelta  (soy ciclista) llena de etapas duras, viento en contra, puertos de montaña.. el tomar del todo solo pequeñas partes y saborearlas me está dando, o al menos así lo percibo, más satisfacciones ¿felicidad_es? que cualquier otra cosa en cada momento ¿como se llega a este estado? ¿relativizando? ¿aceptando? ¿poniendo el foco en cada etapa y no en la meta?… pues quizá sea eso.. salvando el día, andando camino.. se llega a la meta y la felicidad como dice Eduard Punset está en la antesala de la felicidad, en el como imaginamos la meta, en como la perseguimos y que sea una meta alcanzable y no falsas quimeras.. si decides subir a la luna deberás ser astronauta e ingresar en la Nasa.. pero con soñarlo no es suficiente..

Buscando el secreto de la felicidad

Disfrutar de la vida, gozar cada pequeño momento y sentirse bien con uno mismo, son algunos de los ingredientes de la felicidad.

Hoy quiero quedarme con estos sabios consejos de Jorge Bucay a su hija y ya me gustaría saber si Claudia es feliz, pero estará más cerca de conseguirlo..

                                            Carta para Claudia



Antes de morir, hija mía, quisiera estar seguro de haberte enseñado…

a disfrutar del amor
a confiar en tus fuerzas
a enfrentar tus miedos
a entusiasmarte con la vida
a pedir ayuda cuando la necesites
a permitir que te ayuden cuando sufras
a tomar tus propias decisiones

Quisiera estar seguro, hija mía, de haberte enseñado…

a decir o callar según tu conveniencia
a quedarte con el crédito por tus logros
a superar la adicción a ser aprobada por los demás
a no absorber las responsabilidades de todos

Quisiera estar seguro, hija mía, que aprendiste…

a ser consciente de tus sentimientos
a no perseguir el aplauso sino tu satisfacción
a dar porque quieres y no porque crees que es tu obligación
a exigir que se te pague adecuadamente por tu trabajo

Antes de morir, hija mía, quisiera saber…

que aceptas tus limitaciones sin enojo
que no impones tu criterio ni permites que te impongan el de otros
que dices que sí solo cuando quieres y dices que no sin culpa
que eres capaz de vivir en el presente
que aceptas el cambio y que revisas tus creencias
que llenas primero tu copa y solo después la de los demás

Antes de morir, hija mía, quisiera estar seguro de haberte enseñado…

a planear tu futuro pero no a vivir en él
a valorar tu intuición
a celebrar la diferencia entre los sexos
a tratar y exigir ser tratada con respeto
a desarrollar relaciones más sanas y de apoyo mutuo donde la comprensión y
el perdón sean prioritarios

Antes de morir, hija mía, quisiera saber…

que aprendiste a aceptarte como eres
que no miras atrás para ver quien te sigue
que eres capaz de crecer aprendiendo de los desencuentros y de los fracasos
que te permites reír a carcajadas por la calle sin ninguna razón

Antes de morir, hija mía, quisiera estar seguro de haberte enseñado…

a no idolatrar a nadie
y a mí, que soy tu padre…
menos que a nadie
Jorge Bucay

Seguiremos buscando y persiguiendo la felicidad no como la piedra filosofal que todo lo convierta en oro, sino como aquello que nos permita y esté a nuestro alcance, amigos, familia, compañeros, trabajo el que lo tenga, el que lo busca, la felicidad está más en el camino que en la meta y si quien la encuentre ¡¡ nos diga como lo hace !! compartir, generosidad, sin pedir nada a cambio..

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s