demuestre aprecio honrado y sincero by dale carnegie

Debo confesar que el tratar con la gente ha sido y es mi asignatura pendiente, también busco desde hace mucho tiempo poder aprobarla y ahora recuerdo que alguien una vez me recomendó un gran libro (la gente siempre damos consejos y recomendamos libros), no se la fecha exacta, pero el manual tiene una etiqueta a lápiz que dice 1.600 pts (10 €), este libro ha sido mucho tiempo el manual de “mesita de noche” donde gastar un ratillo en alguna página abierta al azar.. COMO GANAR AMIGOS E INFLUIR SOBRE LAS PERSONAS por Dale Carnegie (seudónimo de Dale Breckenridge Carnegie, 24.11.1888 – 01.11.1955 fue un empresario y escritor de libros de auto ayuda, estadounidense.

Carnegie fue promotor de lo que ahora se llama asunción de responsabilidades, aunque esto sólo aparece puntualmente en sus escritos. Una de las ideas centrales de sus libros es que es posible cambiar el comportamiento de los demás, al cambiar nuestra actitud hacia ellos, este libro fué publicado en 1936 y puedo decir que su contenido es de rabiosa actualidad.

También es cierto que las muchas lecturas “picoteadas” me han servido, más de regla de medir a los demás que de aplicármelas a mi mismo, de ahí el no haber aprobado la asignatura, pues con una vez que leas su contenido y te lo apliques hubiera sido suficiente.. hoy me voy a detener en esa regla número 2 : “Demuestre aprecio honrado y sincero” y me apoyaré en otro de los maestros Alex Rovira y un video dedicado a la economía de las caricias.

 EL GRAN SECRETO PARA TRATAR CON LA GENTE

Sólo hay un medio para conseguir que alguien haga algo. ¿Se ha detenido usted alguna vez a meditar en esto? Sí, un solo medio. Y es el de hacer que el próji­mo quiera hacerlo.

Recuerde que no hay otro medio.

Es claro que usted puede hacer que un empleado le preste su cooperación -hasta que usted vuelva la espalda- si ame­naza con despedirlo.

La única manera de conseguir que usted haga algo es darle lo que usted quiere.

¿Qué es lo que quiere?

El famoso Dr. Sigmund Freud, uno de los más distin­guidos psicólogos del siglo XX, decía que todo lo que usted y yo hacemos surge de dos motivos: el impulso sexual y el deseo de ser grande.

El profesor John Dewey, dice el Dr. Dewey que el impulso más profundo de la naturaleza humana es “el deseo de ser importante”.

Recuerde esta frase: “el deseo de ser importante”. Es muy significativa. La va a ver muy a menudo en este libro.

¿Qué es lo que quiere usted? No muchas cosas, pero las pocas que desea son anheladas con una insistencia que no admite negativas. Casi todos los adultos normales quieren:

1. – La salud y la conservación de la vida.

2. – Alimento.

3. – Sueño.

4. – Dinero y las cosas que compra el dinero.

5. – Vida en el más allá.

6. – Satisfacción sexual.

7. – El bienestar de los hijos.

8. – Un sentido de propia importancia.

Casi todas estas necesidades se ven complacidas en la vida, todas, en verdad, menos una. Pero hay un anhelo casi tan profundo, casi tan imperioso como el deseo de alimentarse y dormir, y ese anhelo se ve satisfecho muy rara vez. Es lo que llama Freud “el deseo de ser grande”. Es lo que llama Dewey “el deseo de ser importante”.

Lincoln empezó una vez una carta con estas palabras: “A todo el mundo le agrada un elogio”. William James dijo: “El principio más profundo del carácter humano es el anhelo de ser apreciado”. Véase que no habló del “de­seo”, sino del anhelo de ser apreciado.

El deseo de sentirse importante es una de las princi­pales diferencias que distinguen a los hombres de los animales.

Si nuestros antepasados no hubiesen sentido este ar­diente anhelo de ser importantes, la civilización habría sido imposible. Sin él seríamos iguales que los animales.

Este deseo de sentirse importante fue lo que llevó a un pobre empleado de una tienda de comestibles, un mozo sin recursos y sin educación, a estudiar unos libros de derecho que había encontrado en el fondo de un barril que, con otros restos de una casa deshecha, com­prara por cincuenta centavos. Quizá haya oído el lector hablar de este mozo. Se llamaba Lincoln.

Este deseo de sentirse importante fue lo que inspiró a Dickens para escribir sus novelas inmortales.

Este deseo hace que todos pretendamos vestir de acuerdo con la última moda, conducir el automóvil más reciente y hablar de nuestros hijos tan inteligentes.

Algunas autoridades declaran que ciertas personas pueden llegar a la demencia a fin de encontrar, en sus sueños, el sentido de importancia que les ha sido negado en el áspero mundo de la realidad. Hay en los hospita­les de los Estados Unidos más enfermos mentales que de todas las otras enfermedades juntas.

Si algunas personas tienen tanta sed de importancia que llegan a la demencia, imaginemos los milagros que usted o yo podremos lograr si damos al prójimo una honrada apreciación de su importancia, del otro lado de la demencia.

Una de las primeras personas en el mundo norteame­ricano de los negocios a la que se le pagó un salario anual de más de un millón de dólares (cuando no había impuesto a los ingresos y una persona que ganaba cin­cuenta dólares a la semana podía vivir muy bien), fue Charles Schwab. Andrew Camegie

Schwab aseguraba que se le pagaba ese sueldo sobre todo por su capacidad para tratar con la gente. Le pre­gunté cómo hacía. Voy a dar su secreto, en sus mismas palabras: palabras que deberían ser grabadas en bronce y fijadas en todos los hogares y escuelas, en todas las tiendas y oficinas del país; palabras que los niños debe­rían recordar de memoria, en lugar de esforzarse por saber la conjugación de verbos latinos o la cifra de la lluvia anual en el Brasil; palabras que transformarán su vida, lector, y la mía, por poco que las escuchemos:

“Considero -dijo Schwab- que el mayor bien que poseo es mi capacidad para despertar entusiasmo entre los hombres, y que la forma de desarrollar lo mejor que hay en el hombre es por medio del aprecio y el aliento.

“Nada hay que mate tanto las ambiciones de una per­sona como las críticas de sus superiores. Yo jamás cri­tico a nadie. Creo que se debe dar a una persona un in­centivo para que trabaje. Por eso siempre estoy deseoso de ensalzar, pero soy remiso para encontrar defectos. Si algo me gusta, soy caluroso en mi aprobación y gene­roso en mis elogios.”

Esto es lo que hacía Schwab. Pero, ¿qué hace la perso­na común? Precisamente lo contrario. Si alguna cosa no le gusta, arma un escándalo; si le gusta, no dice nada.

“En mi amplia relación con la vida, en mis encuentros con muchos grandes personajes en diversas partes del mundo -declaró Schwab-, no he encontrado todavía la persona, por grande que fuese o elevadas sus fun­ciones, que no cumpliera mejor trabajo y realizara ma­yores esfuerzos dentro de un espíritu de aprobación que dentro de un espíritu de crítica.”

Para su tumba escribió un epitafio que de­cía: “Aquí yace un hombre que supo cómo rodearse de hombres más hábiles que él”.

Hace unos años se hizo un estudio sociológico entre esposas que habían abandonado sus hogares, ¿y cuál creen que fue la razón principal que dieron para haber tomado su decisión? “Falta de aprecio.” Si se hiciera un estudio similar entre maridos que han huído de sus casas, creo que se llegaría a la misma conclusión. Con frecuencia damos tan por sentada la presencia de nuestro cónyuge, que nunca le manifestamos nuestro aprecio.

Alimentamos los cuerpos de nuestros hijos y amigos y empleados; pero muy raras veces alimentamos su propia estima. Les damos carne y papas para que tengan ener­gía; pero descuidamos darles amables palabras de apre­cio que cantarían durante años en su recuerdo.

Es claro que la adulación no da resultados con la gente que discierne. Es algo hueco, egoísta y poco sin­cero. Su empleo debe conducir al fracaso, y así ocurre generalmente. Aunque no faltan personas tan hambrien­tas, tan sedientas de que se les muestre aprecio, que tra­gan cualquier cosa, así como un hombre hambriento puede comer hierbas y lombrices.

La diferencia entre la apreciación y la adulación es muy sencilla. Una es sincera y la otra no. Una procede del corazón; la otra sale de la boca. Una es altruista; la otra egoísta. Una despierta la admiración universal; la otra es universalmente condenada.

“No temas a los enemigos que te atacan. Teme a los amigos que te adulan”.

: “Enséñame a no hacer ni reci­bir elogios baratos”. Eso es la adulación: elogio barato. Una vez leí una definición de la adulación que vale la pena reproducir: “Adular es decir a la otra persona lo que se piensa de uno mismo”.

Si lo que debiéramos hacer fuera sólo emplear la adulación, el mundo entero aprendería a hacerlo en seguida y todos seríamos peritos en relaciones humanas.

Y lo que se aplica a profesionales se aplica doblemente a obreros en oficinas, negocios y talleres, y entre nuestras familias y amigos. En nuestras relaciones interpersonales nunca deberíamos olvidar que todos nuestros interlocu­tores son seres humanos, y como tales hambrientos de apreciación. Es la ternura legal que disfrutan todas las almas.

Trate de dejar un rastro de pequeñas chispas de gra­titud en sus jornadas. Le sorprenderá ver cómo encien­den pequeñas llamas de amistad que vuelven a brillar en su próxima visita.

Herir a la gente no sólo no la cambia, sino que es una tarea que nadie nos agradecerá. Hay un viejo dicho que yo he escrito en una hoja y pegado en el espejo del baño, donde lo veo todos los días:

“Pasaré una sola vez por este camino; de modo que cualquier bien que pueda hacer o cualquier cortesía que pueda tener para con cualquier ser humano, que sea aho­ra. No la dejaré para mañana, ni la olvidaré, porque nun­ca más volveré a pasar por aquí.”

Emerson dijo: “Todo hombre que conozco es supe­rior a mí en algún sentido. En ese sentido, aprendo de él”.

Tratemos de pensar en las buenas cualidades de la otra persona. Olvidemos entonces la adulación. Demos prueba de una apreciación honrada, sincera, de esas cualidades. Seamos “calurosos en la aprobación y generosos en el elogio”, y la gente acogerá con cariño nuestras palabras y las atesorará y las repetirá toda una vida, años después de haberlas olvida­do nosotros.

REGLA 2:

Demuestre aprecio honrado y sincero.

Y para finalizar:

Las tres palabras mágicas que debemos enseñar a los niños son: Por favor, gracias y lo siento. Con estas palabras los niños serán considerados educados y se les abrirán las puertas en muchos lugares, cayéndole bien a las personas, pero insistamos que a los más cercanos también se las digan y para ello nada mejor que predicar con el ejemplo..

¿Feliz Navidad?: no para todos by María Milán García Infoactualidad

María Milán García En profundidad Reportajes
E-mail Imprimir PDF

Las familias españolas se preparan para estos días tan señalados que la sombra de la crisis empañará más que nunca

Llega la Navidad un año más y con ella las ilusiones de los más pequeños, los regalos bajo el árbol, las mesas repletas de comida y dulces, de familia, el belén y los villancicos. Llega la Navidad en una época dura económica y anímicamente y la mayoría de familias españolas  se ajustan el cinturón en estos días de festejo. Las hay que apenas van a notar diferencia con respecto a años anteriores otras, en cambio, que procurarán hacer malabares para ahorrar y, por último, miles de familias no sabrán qué es la Navidad. España cerrará el año con cerca de 5 millones de parados, así que la pregunta es inevitable: ¿tendrá todo el mundo una Feliz Navidad?

La cara y la cruz de la moneda navideña

Araceli y sus hijosAraceli y sus hijos

Miguel, de cinco años, ha pedido a los Reyes una bici. Sonriente confía en que se la traerán, pero cuando el pequeño sale a la calle a jugar con su hermano su madre nos cuenta que “no va a haber nada. Espero poder comprarle un cochecito de dos euros”. Su hermano Jonathan, de tres, admira a Miguel y por ello también ha pedido una bici. Miguel y Jonathan viven en el barrio ‘Los Almendros’, en Almería. Su padre está en prisión, algo que los niños ignoran y Araceli, su madre, de veintisiete años, no tiene trabajo. Los tres viven en casa de los padres de ella, una casa de una sola habitación y un baño cuyas condiciones no son las más idóneas para el desarrollo de los pequeños. El único dinero que entra son 500€ de la pensión del padre de Araceli y con ello viven estas 6 personas y comen otros 4 nietos. “Hay días que la comida no da para todos y yo me quedo sin comer porque lo primero son mis hijos”, admite la joven. El presupuesto para la cena de Nochebuena no superará los 20 € y, por supuesto, “no habrá turrones, no nos da. Y pondremos pollo porque la ternera está muy cara”.

Miguel y Jonathan van al colegio que las Hijas de Jesús tienen en la barriada de Piedras Redondas, Almería. Araceli está muy agradecida por la ayuda que reciben de las Hermanas de esta Congregación, que se preocupan para que sus hijos puedan comer en el comedor del colegio y recibir la educación que, como niños que son, tiene pleno derecho de recibir. “Un trabajo para mantener mi propio techo y criar allí a mis hijos”, es lo que pide Araceli a los Reyes Magos.

Laura pasará unas estupendas NavidadesLaura pasará unas estupendas Navidades

Sin necesidad de cambiarse de ciudad y a solo tres kilómetros de este barrio, la casa de Laura huele y sabe a Navidad. El salón lo preside un enorme árbol que ha montado la propia niña, de nueve años, así como un belén y guirnaldas de colores. Cuenta emocionada que ya escribió la carta a los Reyes Magos en octubre, pero que volverá a escribir otra para añadir cosas: una plancha de pelo para sus muñecas, juegos para la Wii, una pizzería, unas gafas Ray Ban y una cámara digital, son algunas de ellas. “Vamos a intentar complacer a la niña en todo lo que pide”, dice Celia, su madre. Son una familia acomodada, de nivel medio-alto, que saben más de la crisis por lo que cuentan los medios que por propia experiencia. A diferencia de Araceli, en su menú de Nochebuena habrá de todo menos pollo. “Pondremos lo de siempre: langostinos canapés, sopa de marisco, redondo de ternera, vieiras y calamares rellenos, muchos dulces, vino y champán. No vamos a escatimar porque es la única vez que nos reunimos toda la familia”, comenta Celia mientras Laura retoca el árbol del que está tan orgullosa. El presupuesto de esta familia para esa noche será 10 veces superior al de la familia de Araceli, rondará los 200€. ¿Diferencias entre las dos familias? Demasiadas.

La labor de Cruz Roja con los más vulnerables

Pero parece que el espíritu de la Navidad remueve la conciencia de la gente y aflora, en el mes de diciembre, el sentimiento de solidaridad y de ayudar a lo demás. Por eso, el trabajo de voluntarios, ONGs, comedores sociales o parroquias es particularmente especial estas fechas porque todo se hace con un solo objetivo: hacerle la Navidad más fácil a los más vulnerables.

Si hay una institución humanitaria que vela por los más desfavorecidos es, sin duda, Cruz Roja, que desde 1864 viene desempeñando una actividad voluntaria excepcional. María del Mar Carrillo, responsable de comunicación de Cruz Roja Almería, explica que este año 2012 se ha lanzado el Llamamiento de Ayuda ‘Ahora más que nunca’, para atender en toda España a 300.000 personas más, aparte de los usuarios que se atienden normalmente.

Nave alimentos Cruz RojaNave alimentos Cruz Roja

Cruz Roja va a trabajar esta Navidad para ayudar a estas personas pero es necesario recordar que esta labor la realizan todo el año. La Madre Carmita Martínez Siles, de la Congregación de las Hijas de Jesús, es voluntaria de Cruz Roja. Todavía falta concretar cuáles serán exactamente los planes que se desarrollarán estas fiestas navideñas, pero Carmita resalta la particularidad que observa en los últimos meses. “Hay una coordinación muy buena entre Cáritas, Parroquias, Cruz Roja y Almería Acoge. Además, hemos notado una sensibilidad muy grande de la gente”, afirma.  Esta valiente religiosa destaca en varias ocasiones la imparcialidad de Cruz Roja y su buen hacer a la hora de ayudar a todo aquel que lo necesita manera equitativa. Empezó atendiendo a los inmigrantes que llegaban a la ciudad, pero este año se ha dado cuenta de que cada vez hay más españoles “y eso es signo de que la gente está peor”. Es un trabajo sacrificado, voluntario y sin ánimo de lucro, con momentos complicados, pero un trabajo en el que todo el que participa acaba creando un vínculo especial. “Llegas allí y dices voy a enseñarles, pero te enseñan ellos a ti. Vengo a casa cansada muchas veces pero con la necesidad de volver, por ellos y por mí”, explica con una amplia sonrisa Carmita.

En definitiva, lo importante de este tipo de organizaciones es la ayuda desinteresada que se ofrece en una España donde, cada vez, hay más necesidad pero a la vez aumenta la solidaridad y el apoyo de la sociedad en una lucha contra un enemigo común: la crisis. Es por eso que, al menos en estas fechas navideñas que se avecinan, todos podemos colaborar para que ese enemigo no se siente con nosotros a la mesa en Nochebuena.

Necesito poco y lo poco que necesito, lo necesito poco*… Angeles Caso

 

Artículo publicado en La Vanguardia, escrito por la periodista Ángeles Caso

Aquí cabe completita la frase… 
* Necesito poco y lo poco que necesito, lo necesito poco*…
Será porque tres de mis más queridos amigos se han enfrentado inesperadamente estas Navidades a enfermedades gravísimas. O porque, por suerte para mí, mi compañero es un hombre que no posee nada material pero tiene el corazón y la cabeza más sanos que he conocido y cada día aprendo de él algo valioso. O tal vez porque, a estas alturas de mi existencia, he vivido ya las suficientes horas buenas y horas malas como para empezar a colocar las cosas en su sitio. Será, quizá, porque algún bendito ángel de la sabiduría ha pasado por aquí cerca y ha dejado llegar una bocanada de su aliento hasta mí. El caso es que tengo la sensación –al menos la sensación– de que empiezo a entender un poco de qué va esto llamado vida.
Casi nada de lo que creemos que es importante me lo parece. Ni el éxito, ni el poder, ni el dinero, más allá de lo imprescindible para vivir con dignidad. Paso de las coronas de laureles y de los halagos sucios. Igual que paso del fango de la envidia, de la maledicencia y el juicio ajeno. Aparto a los quejumbrosos y malhumorados, a los egoístas y ambiciosos que aspiran a reposar en tumbas llenas de honores y cuentas bancarias, sobre las que nadie derramará una sola lágrima en la que quepa una partícula minúscula de pena verdadera. Detesto los coches de lujo que ensucian el mundo, los abrigos de pieles arrancadas de un cuerpo tibio y palpitante, las joyas fabricadas sobre las penalidades de hombres esclavos que padecen en las minas de esmeraldas y de oro a cambio de un pedazo de pan.
Rechazo el cinismo de una sociedad que sólo piensa en su propio bienestar y se desentiende del malestar de los otros, a base del cual construye su derroche. Y a los malditos indiferentes que nunca se meten en líos. Señalo con el dedo a los hipócritas que depositan una moneda en las huchas de las misiones pero no comparten la mesa con un inmigrante. A los que te aplauden cuando eres reina y te abandonan cuando te salen pústulas. A los que creen que sólo es importante tener y exhibir en lugar de sentir, pensar y ser.
Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada.Tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. El recuerdo dulce de mis muertos. Un par de árboles al otro lado de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la noche. El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras mi conciencia esté tranquila.
También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar. Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno. Un instante de belleza a diario. Echar desesperadamente de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado. No estar jamás de vuelta de nada. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería. No convertirme nunca, nunca, en una mujer amargada, pase lo que pase. Y que el día en que me toque esfumarme, un puñadito de personas piensen que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí. Sólo quiero eso. Casi nada o todo.

CON_VENCER Y CON_PASION… CON_FIANZA Y COM_PROMISO

 

 

La traducción de las esas palabras tienen en común la partícula “con” … las otras personas que nos rodean, vencer, triunfar con otros, compartir pasiones, fiarnos de los otros, prometer y cumplir a/con los otros (cumpli_miento NO… cumplo y miento).
Dificil actuar solo, hacer cosas sin el otro/s del YO al nosotros

MAS ALLA DEL PAN Y LA SUDOR DE TU FRENTE.. PRESTACION Y CONTRAPRESTACION…

Como norma particular de vida, primero entro y luego miro donde he entrado ¿impulsividad?, ¿ignorancia? ¿atrevimiento? .. así fué algunas veces (las otras veces… te llevan, te empujan dentro) …. llego al mundo de los Recursos Humanos, sonaba bien, y empiezo a querer entender de que va el tema.. y ahora recuerdo aquel cuento de:

ARREGLA EL MUNDO

El gran pensador se encontraba inmerso en sus pensamientos, la vista fija en el mar de folios que se derramaban por toda la mesa.
Un único interrogante le martilleaba en las sienes desde hacia años ¿Cómo poner fin al caos que reinaba en este mundo convulso? ¿Cómo arreglarlo?

De repente noto un pequeño tironcito en su bata, al volverse se encontró al pequeño de sus hijos, que con ojos vivos y curiosos le pregunto que hacia, que si podía ayudarlo.
No logro disuadirlo para que abandonase su despacho y se fuera a jugar con sus hermanos, el niño era tenaz en la idea de ayudar a su padre.

Así que se le ocurrió darle un pequeño entretenimiento con el que tenerlo ocupado unos días y que se sintiese útil a ojos de su padre.
Cogió una revista y recorto una de sus hojas, en la cual se dibujaba con todo lujo de detalles, un hermoso mapa del mundo, la corto en muchos y pequeños trozos y se los dio a su hijo, que aguardaba ansioso la tarea que le encomendaba su padre.

-Tienes que arreglar el mundo, hijo mio – le dijo.

El niño se tumbo en el suelo junto con una cinta adhesiva y se dispuso a realizar la tarea.
Al no saber como es el mundo, pensó el padre, estará largo tiempo entretenido.
Así que el gran pensador continuo en su ardua tarea.

No habían transcurrido ni 15 minutos cuando noto otro leve tironcito en su bata.

-Ya lo he arreglado, padre. –dijo el niño muy orgulloso.

Es del todo imposible que lo hubiera echo en apenas 15 minutos, su hijo era muy pequeño y no tenia mas que una vaga idea de cómo era el mundo. Era imposible que hubiera sabido como encajar todas las piezas de forma correcta, sin embargo el niño le dio a su padre la hoja de revista pegada con celo, lo había echo a la perfección.
El padre miro sorprendido al niño, que lo contemplaba expectante.

-¿Cómo lo has hecho, hijo mío? Tu no conocías el mundo… –pregunto el gran pensador.

-No, padre, no sabía que aspecto tenía el mundo.
Sin embargo le di la vuelta a los trozos de revista que me distes, en ellos aparecía la figura de un hombre.

Arreglando al hombre arregle el mundo.

En próximas “inspiraciones” tras la piedra filosofal y tantas cosas perdidas que alimenten ese cambio en nosotros mismos para que todo empiece a cambiar.

CUESTION DE EXPECTATIVAS

¿MOTIVACION?
crees haber puesto ilusion, pasion, esfuerzo y te has hecho un modelo de compensaciones (borra lo de euros, de momento), reconocimiento… de las partes (ambas, dos: empresa y trabajadores)  y cuando ello no llega empezamos a hablar de desencanto, decepcion, sentimiento de engaño, frustacion

¿EXPECTATIVA? = LO QUE ESPERA UNA PARTE DE LA OTRA EN UNA RELACION YO GANO, TU GANAS, FIFTY-FIFTY, una vez asumido esto se puede hablar de PROYECTO COMUN, META COMUN.. dice Javier Fernandez Aguado que no cree en un mundo perfecto, pero si en “micromundos perfectos”..

¿COMPLICADO?… como la vida misma…
y no se trata, que ya me gustaría, de inventar un modelo de empresa nuevo, ni una “comuna” donde reine la PAZ Y EL AMOR…

Si no hay META COMUN (PROYECTO COMUN) donde convivan “micrometas” de las partes, es complicado compartir proyecto (ganar mucho dinero, vivir bien, correr pocos o muchos riesgos, diferentes esfuerzos, desempeños etc.. muchisimas piezas para que el puzzle sea sencillo).. ahora tenemos MI PROYECTO, SU PROYECTO, SIN PROYECTO y carecemos de NUESTRO PROYECTO y lo que es peor SOLO DESEAMOS UNA PARTE DE ESE PROYECTO (LO QUE NOS BENEFICIA), nos hacemos una pregunta solo:

– ¿QUE GANO YO?


Y yo me preguntaría (EXPECTATIVAS):

–  ¿QUE QUIERO GANAR YO / QUE PUEDO GANAR YO ?

A esto le llamaremos COMPENSACIONES (de todo tipo) y siguiendo con las preguntas (método socrático y que Eistein calificó también como conveniente cuando dijo que en una situación crítica dedicaria 59 segundos para hacerse preguntas y un segundo para contestarlas), me seguiría preguntando:

– ¿QUE RECURSOS VOY A  PONER PARA CONSEGUIR ESAS EXPECTATIVAS?

Para ayudar en las respuestas vamos a definir algún ingrediente básico y otros que seguro van a salir en el texto que manejaremos.

EMPATIA:

(f. Sentimiento de participación afectiva de una persona en la realidad que afecta a otra:
la empatía consiste en ser capaz de ponerse en la situación de los demás.)
Dejar de mirar “pa dentro” y mirar “pa fuera”

CULPA:
Responsabilidad que recae sobre alguien por haber cometido un acto incorrecto:
“aún no sabemos de quién es la culpa.”
LA CULPA … buscar culpables es un ARMA LETAL que impide el crecimiento de las Organizaciones, elimina talento, creatividad y genera pérdida de tiempo, dinero y mucha frustración, desencanto, TOXICIDAD.

COMUNICACION:

“el intercambio de sentimientos, opiniones, o cualquier otro tipo de información mediante habla, escritura u otro tipo de señales”

DIALOGO:
Es una conversación entre dos o más personas, mediante la que se intercambian información y se comunican pensamientos sentimientos y deseos.

P.D. sucesión de “galimatias”  ( lenguaje complicado y casi sin sentido, embrollado, lenguaje oscuro por la impropiedad de la frase o por la confusión de las ideas)    “entrelíneas” reflexionando de forma camuflada.

seguimos copiando y pegando…

Cuando he intentado abrazar al Ordenador ¡¡ ni caso !!  (José Luis Sampedro)

DON QUIJOTE DE LA MANCHA

   Don Quijote es flaco como un palillo, pero alto y fuerte como un roble. Es ya mayor y un poco  feo. De cara larga, arrugada, ojos vivos y nariz afilada. Lleva bigote y barba, su pelo es moreno y un poco canoso. Viste camisa blanca, gregüescos, calzas, chaleco largo y botas.  

   Cuando cree ser un caballero andante, está loco como una cabra; se pone una armadura vieja, espada, lanza, rodela y una bacía en la cabeza. Se vuelve muy atrevido, orgulloso, valiente, poco tolerante y siempre quiere tener la razón.

   Cuando es Alonso Quijano, es más tolerante, razonable, culto, buena persona y poco responsable.

Frases celebres de Don Quijote– “Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.”

– “¿Saltear de caminos llamáis al dar libertad a los encadenados, soltar los presos, correr a los miserables, alzar los caídos, remediar los menesterosos?”

– “¡Majadero! -dijo a esta sazón don Quijote-, a los caballeros andantes no les toca ni atañe averiguar si los afligidos, encadenados y opresos que encuentran por los caminos van de aquella manera, o están en aquella angustia, por sus culpas o por sus gracias; sólo le toca ayudarles como a menesterosos, poniendo los ojos en sus penas y no en sus bellaquerías.”

– “Que la virtud más es perseguida de los malos que amada de los buenos.”

– “La mentira es mejor cuanto más parece verdadera, y tanto más agrada cuanto tiene más de lo dudoso y posible.”

– “Las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres; pero si los hombres las sienten demasiado, se vuelven bestias.”

– “La pluma es lengua del alma: cuales fueren los conceptos que en ella se engendraren, tales serán sus escritos.”

– “¡Oh fuerza de la adulación, a cuánto te extiendes, y cuán dilatados límites son los de tu jurisdicción agradable!”

– “Bien predica quien bien vive -respondió Sancho-, y yo no sé de otras teologías. “ – “Todo esto digo, ¡oh Sancho!, para que no atribuyas a tus merecimientos la merced recibida, sino que des gracias al cielo, que dispone suavemente las cosas.”

– “Es como quien mira los tapices flamencos por el revés, que, aunque se ven las figuras, están llenas de hilos que las oscurecen, y no se ven con la lisura y tez de la haz.”

Amigo Alonso, amigo Quijote; el caminar es largo y complicado, pero estoy seguro que al final del recorrido, podrás otear el horizonte y saber que uno ha luchado con tesón, coherencia y gallardía, siempre con su verdad y mirando a los ojos y cara a cara a los demás!!!
 
Mucho ánimo con todo lo que llevas y te rodea, relativiza los problemas y más en el campo profesional (que no merecen la pena) y sigue haciéndolo como lo estás haciendo, los TUYOS DE VERDAD, te necesitan lúcido y tirando del carro, así que esa debe ser la motivación que te debe valer para tirar para delante.
 
 
   Un abrazo muy grande y ya sabes dónde estoy y sobretodo dónde estaré!!!!   
CARTA DE Don M.de Cervantes 

VIAJE A ITACA

 

Homero, autor griego del que se sabe más bien poco, sólo que seguramente era ciego y que dejó para la posteridad dos de las mejores obras de la literatura: la Odisea la Iliada.

En la Odisea se narra la vuelta de Ulises hacia su patria Itaca, al finalizar la guerra de Troya

 

VIAJE A ITACA

 

Cuando emprendas el viaje hacia Itaca
ruega que sea largo el camino,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
A los Lestrigones, a los Cíclopes
o al fiero Poseidón, nunca temas.
No encontrarás trabas en el camino
si se mantiene elevado tu pensamiento y es exquisita
la emoción que toca el espíritu y el cuerpo.
Ni a los Lestrigones, ni a los Cíclopes,
ni al feroz Poseidón has de encontrar,
si no los llevas dentro del corazón,
si no los pone ante ti tu corazón.

Ruega que sea largo el camino.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que – ¡con qué placer! ¡con qué alegría! –
entres en puertos nunca antes vistos.
Detente en los mercados fenicios
para comprar finas mercancías
madreperla y coral, ámbar y ébano,
y voluptuosos perfumes de todo tipo,
tantos perfumes voluptuosos como puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
para que aprendas y aprendas de los sabios.
Siempre en la mente has de tener a Itaca.
Llegar allá es tu destino.
Pero no apresures el viaje.
Es mejor que dure muchos años
y que ya viejo llegues a la isla,
rico de todo lo que hayas guardado en el camino
sin esperar que Itaca te de riquezas.
Itaca te ha dado el bello viaje.
Sin ella no habrías aprendido el camino.
No tiene otra cosa que darte ya.
Y si la encuentras pobre, Itaca no te ha engañado
sabio como te has vuelto con tantas experiencias,
habrás comprendido lo que significan las Itacas.

EL JUEGO DE ECHAR LA CULPA (deporte rey)

¿Te has visto reflejado? ¿Qué te sugiere?¿Cuántas veces te has pillado “echando la culpa a alguien de algo”?  y cuantas veces te has culpado tú por algo no terminado o por un error?…

En nuestra cultura, por tradición, por historia o religión, nos hemos acostumbrado a usar la palabra “culpa” con mucha facilidad y siempre con una connotación negativa,

Reflexionemos por un momento, ¿hablarnos de esta forma nos va a ayudar a avanzar en nuestro camino hacia el éxito?… ¿Cómo te sientes cuando alguien te “culpa” de algo?, ¿Y qué sientes tú cuando “culpas” a otros?

Ahora estos días aciagos para ese deporte llamado futbol donde las dos aficiones más importante se han quedado diciendo “mal de muchos consuelo de…” se oye, se dice, se comenta de tantos culpables… ahora que vienen los “manostijeras” que si el cesped no lo habían cortado, que si el déficit, que si… que si… culpa, culpa, culpa… ¿y soluciones para cuando? ¿y quien tiene que poner esas soluciones? ¿tu? ¿el? ¿vosotros? ¿ellos? o mas bien… ¿nosotros? o mejor ¿YO?